grillo topo

GRILLO TOPO

Nombre científico: Scapteriscus sp.
Nombre común: Grillo Topo
Nombre vulgar: Changa, Alacrán cebollero

Son grillos grandes de 32 a 39 mm de longitud, caracterizados por ser insectos de vida subterránea. Colocan huevos en cámaras que están a una profundidad de 15 cm por debajo del suelo, y lo más importante es que la hembra puede excavar de 3 a 5 cámaras y colocar aproximadamente 35 huevos en cada una. Esto resulta en una postura de 100 a 175 huevos por hembra por año. Esta oviposición ocurre entre septiembre y noviembre, dependiendo de varios factores (humedad y temperatura principalmente). 20 días después nacen las pequeñas ninfas, que comienzan a alimentarse muy activamente. La ninfa es como el adulto más chiquito y sin alas y en total existen entre 6 y 7 estados ninfales que son los del mayor ataque y daño, provocando y ocupando grandes y largos sistemas de túneles en el suelo antes de llegar a las formas adultas. Las ninfas son saltarinas, los adultos no. El primer par de patas los tiene modificados lo cual les permite ser grandes excavadores en la tierra. Los grillos topo se alimentan preferentemente de noche con raíces, tubérculos y sus rizomas, etc. Prefieren, indudablemente, los suelos que contengan cierta cantidad de humedad, que sean abonados con estiércol, pues éste atrae muchos insectos que también les sirven de alimento; se infiere, entonces que los huertos serán los preferidos por los grillos topo ya que reúnen las condiciones antedichas (en las noches cálidas abandonan sus cuevas para alimentarse de insectos). Concretamente los grillos topo tienen dieta mixta (raíces e insectos).

Los adultos actúan como plaga desde fines de septiembre hasta fines de abril cuando ya empiezan las temperaturas bajas. El grillo topo es, por sus características, el insecto más devastador de las raíces siendo su daño fácilmente visible en el césped. Esta variedad de grillos son insectos masticadores que construyen galerías subterráneas, con sus desarrolladas patas anteriores, desde donde atacan los tubérculos y raíces del césped y de todo tipo de plantas, llegando a ser una verdadera plaga. El Grillo topo ocasiona severos problemas en canchas de golf, football, jardines, sembradíos, etc, manifestándose como si el suelo quedara sin vegetación, apareciendo sectores de césped amarillo al principio, luego manchones sin pasto y después grandes áreas sin cubrir. La primera manifestación de su existencia son pequeños montículos de tierra floja, fáciles de apreciar por la mañana, siendo estos confundidos por la mayoría de la gente creyendo que se trata de la actividad de hormigas o lombrices.